El  23 de mayo de 2019, se convirtió en un día importante para el pueblo Afrocolombiano, en especial para las victimas afrocolombianas de este país.  En este fecha Consejos Comunitarios, Organizaciones de base y de mujeres, víctimas del conflicto armado hacen entrega de informes preliminares a la Jurisdicción Especial para la Paz –JEP, a la Comisión del Esclarecimiento de la Verdad-CEV, y a la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas-UBPD.

Casos emblemáticos de mujeres negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras, que han sido víctimas de Abuso Sexual, violación a los Derechos Humanos, Muertes Selectivas, Educación en Colombia, Población Rural, Desplazamiento Forzado, Reclutamiento de niños, niñas, jóvenes, Asesinatos de líderes, lideresas y personas defensoras de Derechos Humanos, fueron documentados en estos informes.

“El Pueblo afrocolombiano, en especial las víctimas directas de este flagelo merecemos conocer la verdad, saber que pasó y por qué sucedió, conocer los responsables directos de estos hechos victimizantes y sobre todo que exista justica real”.

Alzamos nuestras voces para que sean escuchadas y en la exigencia de que nunca se vuelva a repetir toda esta historia de violencia que durante siglos hemos estado sometidos a vivir, así mismo para que existan garantías efectivas de no repetición.

Desde la Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas-CNOA, continuamos aunando esfuerzos de la mano con otros procesos organizativos, que nos permita avanzar en esta apuesta hacia la construcción de paz en Colombia y vemos con mucha esperanza el trabajo que viene realizando el sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición-SIVJRNR en relación a la inclusión del enfoque étnico racial y territorial, reconociendo así, el impacto desproporcionado  de las diferentes violaciones que en el marco del conflicto armado hemos vivido.