6 de junio de 2019

Las Naciones Unidas es un aliado de gran importancia para el Estado colombiano, en especial para el pueblo afrocolombiano y sus víctimas. Esta instancia internacional representa el mecanismo de interlocución tripartita, garante en la defensa y respeto de los derechos humanos y a su vez, en la lucha para alcanzar la paz estable y duradera de la nación colombiana.

La Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas-CNOA, resalta la labor que este organismo internacional impulsa desde su mandato, en especial del Sistema de las Naciones Unidas con presencia en Colombia.  Su intermediación durante el proceso de las negociaciones con las FARC-EP, ha sido fundamental y un gran respaldo para aquellos que hemos sufrido en carne propia los impactos desproporcionados del conflicto armado en el país. 

Desde la convergencia CNOA valoramos su papel, su compromiso y colaboración en cuanto al seguimiento y cumplimiento de los acuerdos de paz, así mismo de su presencia y despliegue territorial.

Rechazamos el hecho de que, en la actualidad, las Naciones Unidas sea objeto de ataques por el papel que realiza desde la Misión de Verificación del Consejo de Seguridad a la implementación del proceso de paz en Colombia, por parte de los opositores del acuerdo final de paz, que ven en la guerra la única alternativa de resolución de conflicto.

Por el respeto a la población colombiana y a las víctimas que durante décadas han estado inmersas en un conflicto armado que ha invadido negativamente sus familias, nuestros territorios, nuestras cosmovisiones.  Alzamos nuestras voces y Decimos “NO MÁS a todo aquello que vaya en contra de la consolidación de una paz real, con justicia social y que impida el goce pleno de los derechos en Colombia”.