Desde la Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombiana C.N.O.A, aprovechamos el Día Internacional de la Tierra para reafirmar nuestro compromiso con la defensa del territorio, como elemento esencial para la supervivencia física y cultural del pueblo afrocolombiano en condiciones dignas, además de seguir  aportando a la construcción de país, desde nuestras cosmovisiones.

Ahora bien, es necesario manifestar que para el pueblo afrocolombiano la tierra es mucho más que un objeto material en el que se siembran semillas o se construyen casa. Por ello, nos identificamos mayormente con el concepto de territorio, ya que éste permite acoger los elementos materiales, culturales y espirituales que confluyen en esa delimitación espacial.

El territorio es el entorno fundamental para la conservación, expresión y recreación de las manifestaciones culturales del Pueblo Afrocolombiano. En este espacio satisfacemos nuestras necesidades tangibles, las de orden espiritual y estético. A su vez, mediante acciones de carácter material y simbólico orientamos nuestras vivencias hacia la apropiación, cuidado y transformación del Territorio, que podemos definir como Territorialidad.

Por estas razones, y en la valoración de lo que es el territorio para el pueblo afrocolombiano, desde la C.N.O.A, como parte de nuestro quehacer trabajamos en defensa del gobierno propio, el Etnodesarrollo, entre otros derechos. En este sentido, desde las Mingas y  el Equipo técnico acompañamos a Consejos Comunitarios  y organizaciones en la defensa de los derechos territoriales, de índole colectivo e individuales, entre los que se encuentra el derecho fundamental al Consentimiento, la consulta previa, libre e informada,  que es una herramienta fundamental para evitar la vulneración  de las garantías y salvaguardas consagradas en el bloque de constitucionalidad y las leyes colombianas.

Entre otras acciones, desde la convergencia hacemos esfuerzos en pro de la protección del territorio, como lo es la incidencia para la visibilidad estadística, y la participación efectiva en el Censo nacional de población y vivienda, aspecto fundamental para la participación efectiva en la construcción de políticas públicas que garanticen acciones institucionales eficaces  y congruentes con las cifras reales, encaminadas al respeto de nuestras prácticas económicas, culturales y espirituales.

Adicionalmente, organizaciones de las Mingas CNOA, que se encuentran en municipios priorizados para la construcción de los Programas con Enfoque Territorial, participan en la construcción de este mecanismo, creado para implementar los componentes de la Reforma Rural Integral y las medidas pertinentes que establece el Acuerdo Final de Paz firmado por el Gobierno Nacional y las FARC-EP. Este es un programa subregional de transformación integral del ámbito rural a 10 años, a través del cual se ponen en marcha con mayor celeridad los instrumentos de la Reforma Rural Integral en los territorios más afectados por el conflicto armado, la pobreza, las economías ilícitas y la debilidad institucional.