El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas está visitando Colombia con el propósito de escuchar todas las voces de los actores políticos de Colombia para investigar cómo está avanzando la implementación del acuerdo de paz firmado con las FARC, qué dificultades, logros y casos exitosos se han generado durante su puesta en marcha.

Para ello el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se ha reunido con el presidente de la república, sus ministros y el canciller, para observar de manera directa con aquellos que lideran el proceso de implementación cómo se han configurado las políticas públicas para darle cumplimiento a estos acuerdos. Así mismo, el Consejo se reunió con los parlamentarios que hoy representan el partido político de las FARC para poder contrastar las versiones y tener un balance más objetivo. Igualmente, se reunieron con representantes de la sociedad civil.

Dentro de este encuentro del Consejo de Seguridad de las Naciones con representantes de la sociedad civil, los Pueblos Étnicos tuvimos dos intervenciones. La primera de ellas liderada por CENPAZ, la segunda presentada por Ariel Palacios de CNOA en representación de Comisión Étnica de Paz y para los Derechos Territoriales.

Los invitamos a leer el documento de esta intervención haciendo clic aquí: Intervención de la Comisión Étnica ante Consejo de Seguridad de ONU en Colombia. A continuación, les presentamos una relatoría de esta presentación:

“Distinguidos miembros del Consejo de Seguridad,

Como Pueblos Étnicos vemos con buenos ojos y como un hecho esperanzador su presencia en este momento tan difícil para nosotros.

Nos preocupa que hoy, luego de la firma del acuerdo de paz, sigan asesinando a nuestros dirigentes. Desde la firma del acuerdo de paz han asesinado a más de 730 líderes sociales, de los cuales entre el 40% y 50% son líderes y autoridades étnicas.

Yo hablo en representación de las mujeres y hombres de los 102 pueblos indígenas, 3 grandes pueblos afrocolombianos, y el pueblo Rom, que representamos el 14% de la población del país.

Nuestros pueblos han sido afectados desproporcionalmente por el conflicto armado. El 27% de las víctimas de desplazamiento forzado son miembros de pueblos étnicos. En regiones como: Catatumbo, Chocó, Cauca, Nariño, Amazonas, Putumayo.

Como ya ha sido expuesto en el Informe del Secretario General, en estas regiones se están presentando homicidios, amenazas, desplazamiento, confinamiento, desaparición forzada y reclutamiento de menores.

En este momento, mientras hablo casi 8.000 mujeres, hombres y niños del municipio Juradó en Chocó están en confinamiento, en medio de combates entre grupos armados como ELN- AUC.

En este año, Tal lambi, Charco en Nariño y Rio Sucio en Chocó estuvieron en la misma situación.

¿Quiénes nos están matando y por qué nos están matando? Es una de las grandes preguntas que el Estado Colombiano, así como las instancias internacionales, deben resolver. Hasta el momento, nosotros hemos identificado las siguientes causas:

  • Extracción Ilegal de recursos naturales – Presencia de trasnacionales
  • Cultivos ilícitos
  • Rutas de Narcotráfico

Nuestras comunidades están invadidas por la fuerza pública, paramilitares, grupos armados al margen de la ley, bandas de narcotraficantes, disidencia. Estas comunidades son extremamente vulnerables y viven la violencia día a día. Igualmente identificamos que estos son los mismos lugares donde han matado a excombatientes.

Ya la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha reconocido que las comunidades étnicas, autoridades y líderes requerimos protección especial y ha ordenado medidas cautelares para proteger individuos y territorios colectivos. 

A pesar de los impactos desproporcionados de la guerra, los pueblos étnicos, autoridades tradicionales de resguardos indígenas y consejos comunitarios afrocolombianos estamos abiertos a la reconciliación, a recibir a los excombatientes. Queremos la paz en Colombia, estamos construyendo juntos proyectos económicos y comunitarios en Cauca, Caldas, Chocó, Nariño.

Pedimos respeto y presupuesto a la Justicia Especial para la Paz y al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición.

Pedimos al Consejo de Seguridad exhorte al Estado colombiano a que en su obligación de proteger a las comunidades étnicas haga operativas las instancias creadas bajo los acuerdos de paz, y el fortalecimiento de nuestros sistemas de autoprotección, tales como guardias indígenas y cimarronas.

Distinguidos miembros del Consejo de Seguridad, pedimos exhorten al Estado colombiano en el cumplimiento del capítulo étnico, al Programa Nacional integral de Sustitución de cultivos ilícitos, Programas de Desarrollo Territorial con Enfoque Territorial y sus indicadores contemplados en el plan marco de implementación”.