07/04/2022

El Chocó se desangra ante un país y un Gobierno indolente con los y las jóvenes negros.

Entre enero y marzo del 2022, tan solo tres meses, en la ciudad de Quibdó han sido asesinadas 67 personas, la mayoría de ellas jóvenes y menores de edad que quedan tendidos en las calles impactadas por las balas, que, en la mayoría de los casos, salen de las armas dispuestas por diversos grupos armados.

La violencia que se vive hoy en el departamento del Chocó, es el resultado de un Gobierno que no tienen en cuenta las necesidades del territorio y, en consecuencia, no formula propuestas tendientes al fortalecimiento de nuevos escenarios en el que todos los actores dialoguen y formulen acciones afirmativas colectivas de transformación en los que se recupere el diálogo político.

Para el pueblo Quibdoseño salir a la calle se ha convertido en sinónimo de peligro, se necesitan acciones URGENTES ante la crisis humanitaria que se presenta en la capital del Chocó, pero acciones que se comprometan con la protección de la vida del pueblo Chocoano, tanto desde la inmediatez de las situaciones que se viven en las calles, así como la generación de oportunidades para “VIVIR SABROSO” como tanto lo anhela nuestra gente.

Nuestros pueblos no pueden seguir siendo estigmatizados por una guerra impuesta desde el exterior y ante la cual reina el silencio, aparentemente cómplice, de un Estado que no es garante de los derechos básicos de la gente que lo ha elegido.

La C.N.O.A. hace un llamado al Gobierno Nacional y a los entes internacionales para que se apersonen de la situación que se vive en nuestros territorios, implemente de manera rápida “el acuerdo humanitario Ya” propuesto por las organizaciones, instale y ponga en marcha la Mesa Humanitaria del Chocó, y lidere las posibilidades de diálogos regionales para la construcción de propuestas para la finalización del conflicto, además de garantías para una vida digna y en paz.

¡Las vidas de la gente negra importan!

#SOSQUIBDO #NOSESTANMATANDO