Comunicado

Bogotá, 30 de abril de 2020. La Cumbre Nacional de Mujeres y Paz, expresión del movimiento feminista y de mujeres en Colombia, rechaza categóricamente el asesinato del líder comunal Álvaro Narváez, su esposa María Delia Daza, su hijo Cristian Narváez y su nieta Yeni Caterine López, así como las amenazas y asesinatos sistemáticos a las lideresas sociales y defensoras, que no cesan a pesar de encontrarnos en una situación de aislamiento y emergencia sanitaria.

Al 25 de abril, según la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas, al menos

19 defensoras/es de derechos humanos y lideresas/es sociales han sido asesinadas/os en el territorio nacional en lo que va corrido del 2020, de los cuales 5 asesinatos han ocurrido durante la primera semana de cuarentena (Pacifista).

Es importante ratificar las obligaciones que tiene el Estado en dar respuesta integral a las necesidades de protección de las personas que ejercen la defensa de los derechos humanos en el país, así como de cumplir las obligaciones contraídas en el punto 3 del Acuerdo de Paz en relación al desmantelamiento de las estructuras ilegales que están detrás de las amenazas, desplazamientos y asesinatos en los territorios, de la mano de una implementación real, acelerada y conforme a lo pactado de cada punto del Acuerdo de Paz.

La Cumbre Nacional de Mujeres y Paz como delegadas a la Comisión técnica de garantías exigimos respuestas integrales de protección para defensoras/es de derechos humanos y lideresas/es sociales, por parte del gobierno y las autoridades competentes que incluyan prevención de las situaciones de riesgo en especial en el tiempo de cuarentena, investigación eficaz y con celeridad de cada uno de los casos y sanción ejemplar a quienes han ordenado esta violaciones a los derechos de las personas defensoras y líderes.

Exhortamos a todos los actores armados a realizar un cese al fuego como un mecanismo humanitario, que permita favorecer la protección de las comunidades, la llegada de las respuestas desde la institucionalidad frente a la Pandemia que impacta de manera desproporcionada a las mujeres y comunidades más rurales y étnicas (afrocolombianas e indígenas) de Colombia.

¡Las mujeres defendemos la paz!

La Cumbre Nacional de Mujeres y Paz está conformada por:

Alianza Iniciativa de Mujeres Colombianas por la Paz -IMP-, Asociación Nacional de Mujeres Campesinas, Negras e Indígenas de Colombia -ANMUCIC-, Casa de la Mujer, Colectivo de Pensamiento y Acción “Mujeres Paz y Seguridad”, Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas -CNOA-, Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad -LIMPAL Colombia, Mujeres por la Paz y Ruta Pacífica de las Mujeres.