La Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas C.N.O.A., se une hoy 30 marzo a la conmemoración de la reivindicación de los derechos de las trabajadoras del hogar, la cual se define como el trabajo realizado  dentro de uno o varios hogares, el cual incluye desempeñar tareas como planchar ropa, cuidado de niños, adultos mayores, lavar, cocinar etc.

Recordando que en el convenio OIT 189 es claro cuando se refiere a la protección específica de las trabajadoras domésticas, estableciendo derechos, principios básicos, y exigiendo a los estados tomar una serie de medidas con el fin de lograr que el trabajo decente y digno sea una realidad para las trabajadoras domésticas.

El convenio 189 exige al gobierno de cada país los derechos básicos de las trabajadoras domésticas como los son:

* Promoción y protección de los derechos humanos de todas y todos los trabajadores doméstico.

* Respeto y protección de los principios y derechos fundamentales en el trabajo.

* Libertad de asociación y reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva.

* La eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio.

* La abolición del trabajo infantil.

* La eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.

* La protección efectiva contra todas las formas de abuso, acoso y violencia.

Exigiendo las condiciones justas de empleo incluyendo una vivienda digna. Cada empleada/o debe ser informado de forma clara a través de un contrato escrito sobre sus funciones y términos de la misma.

Ahora bien, actualmente la realidad continúa siendo otra, según datos de la Escuela Nacional Sindical (ENS), el 61 por ciento de las empleadas del hogar gana menos de un Salario Mínimo Legal Vigente y el 77% recibe alimentos como pago en especie. Así mismo, solo el 18% está afiliado a pensión.

Frente a estas cifras se acrecienta la preocupación en el marco de la actual emergencia que vive el país por la rápida propagación del COVID-19, ya que muchas de las trabajadoras del hogar siguen siendo contratadas con pagos por jornada laborada o distribuyen sus días de trabajo en varios hogares sin contar con un pago regular y con las prestaciones sociales que indica la legislación colombiana (ley 1788 de 2016).

El trabajo doméstico sin duda ha sido una de las labores que desempeñan un alto porcentaje de mujeres afrocolombianas para su supervivencia, hoy con mayor preocupación desde la C.N.O.A. hacemos un llamado a empleadores/as, para que no desvincule de sus trabajos a esta población, que se garantice en medio de la cuarentena obligatoria a causa de la emergencia por el Coronavirus (COVID-19) sus pagos. Al Estado colombiano, para que dentro de las medidas financieras y sociales que esta tomando tenga en cuenta las necesidades especificas de las trabajadoras domésticas ya que en este momento su estado de vulnerabilidad se acrecienta, siendo ellas en la mayoría de los casos madres cabeza de hogar, mujeres victimas del conflicto armado y que solo cuentan con sus honorarios para poder vivir.

Continuaremos visibilizando la importancia de garantizar los derechos en el trabajo del hogar, las necesidades de formación, de salarios y horarios laborales justos, al acceso permanente a los servicios de salud y un trato respetuoso y digno. A través de este mensaje desde La Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas, queremos agradecer a cada una de las y los trabajadores/as domésticos/as por su servicio, porque su trabajo permite continuar con las dinámicas sociales y económicas de sus empleadores por ende del país, porque su cuidado y acompañamiento a los niños, niñas y adolescentes permite mantener  un equilibrio  social desde el cuidado a esta población frágil y en proceso de desarrollo, también por su disponibilidad en el cuidado del adulto mayor desde la dignidad y la cercanía que ellos necesitan.