Hoy 2 de diciembre se cumplen 69 años conmemorando el convenio para la represión de la trata de personas y la explotación ajena, aprobado por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1949.

Este convenio sigue siendo de gran importancia para la erradicación de las formas contemporáneas de esclavitud como son la trata de personas, la explotación sexual, el trabajo infantil, el matrimonio forzado y el reclutamiento de niños y niñas para ser utilizados en conflictos armados.

Todas esas prácticas violentas, en un país como el nuestro, tienen mayor afectación. Y más aún en la vida del pueblo Afrocolombiano, quienes cargamos a cuesta una historia trágica y de dolor, ubicándonos socioculturalmente en un grupo resiliente, que a través de la resistencia, ha luchado por que sus derechos económicos, sociales, culturales, políticos y ambientales sean reconocidos y respetados.

La Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas-CNOA reconoce ese flagelo que en las regiones, impactan a nuestros niños, niñas, mujeres, jóvenes y a familias enteras. Quienes día a día deben enfrentarse a estas situaciones humanitarias que afectan sus proyectos de vida; carimbas (hierro candente con el que se marcaba a los esclavos en la época de la colonia) evolucionadas y transformadas en nuevas formas de segregación social hacia poblaciones que solo piden garantías y reivindicación.

CNOA sigue trabajando incansablemente con la convicción de que las nuevas construcciones de las Políticas Públicas y los presupuestos legislativos propendan a la inversión de manera incluyente hacia la eliminación de todas las formas de racismo y discriminación racial.

Conmemoramos una vez más, todas aquellas acciones positivas que promuevan y protejan nuestros derechos y desde una apuesta colectiva como pueblo afrocolombiano, decimos NO MÁS ESCLAVITUD, NO MAS VIOLENCIAS, luchamos por nuestra pervivencia.