Esta fecha fue declarada el 21 de marzo de 1966 por la Asamblea General de la ONU. Esto a raíz del asesinato de 69 personas que se manifestaban en contra del apartheid en Shaperville, Sudáfrica. A pesar de que a lo largo de la historia se han presentado algunos cambios en favor de las poblaciones racializadas, aún las brechas en términos de la garantía de derechos siguen siendo notablemente amplias. En este sentido destacamos algunas cifras relevantes para la comprensión de las problemáticas que nos aquejan como pueblos negros, afrocolombianos, raizales y palenqueros a nivel nacional, con el interés de hacer un llamado a la construcción de puentes que nos permitan vivir en condiciones de equidad y dignidad humana aunados a una perspectiva interseccional.


Los pueblos afrocolombianos han liderado arduas luchas por la protección de los derechos humanos de los y las afrocolombianas, uno de los grandes aciertos es la Ley 70 de 1993 la cual tiene como objeto el reconocimiento de las comunidades negras, sin embargo, en la actualidad persisten grandes problemáticas sociales respecto al cumplimiento de la Ley y la satisfacción de las necesidades básicas y bienestar social de los pueblos negros. Con base en el censo poblacional realizado por el DANE en el 2018, se evidencia que estas comunidades, respecto al nivel nacional, presentan un índice de pobreza multidimensional

del 30,6%, el 11,6 % no tiene aseguramiento en salud, el 36,3% presenta rezago escolar, el trabajo informal alcanza una cifra de 81% y sólo el 20,7% tiene acceso a agua potable; a esto se suma que desde el 1 de agosto hasta la actualidad han sido asesinados 92 líderes y lideresas afrocolombianos

(Fuente: CCJ, CNOA)


En este sentido, reiteramos nuestro compromiso para que nuestros esfuerzos históricos nos permitan acercarnos al pleno reconocimiento de nuestra identidad y el orgullo frente a las luchas que nos preceden, así construir un mejor futuro como pueblos de la diáspora afrodescendiente. De igual manera hacemos un llamado a las entidades competentes para la implementación de soluciones que generen transformaciones de tipo estructural.