El pasado 26 y 27 de abril se realizó el Foro Internacional CNOA: Participación Política de las Mujeras Afrocolombianas en la Construcción de Paz Territorial

En el I Foro Internacional CNOA mujeres afrocolombianas, raizales y palenqueras alzaron su voz frente a las barreras con las que cuentan para acceder a una mayor representatividad política en Colombia.

Solicitaron a los partidos políticos la inclusión y el reconocimiento de los liderazgos políticos de las mujeres afrocolombianas, así mismo que se incluyan la variable de pertenencia étnico/racial en sus sistemas de registro.

Margarett May Macaulay, vicepresidenta de la CIDH afirmó: “Colombia debe avanzar para que las mujeres afrodescendientes tengan un poder político real, al igual que acabar con los factores de discriminación”.

Bogotá, 28 de abril de 2017. En el marco del I Foro Internacional CNOA Participación Política de las mujeres afrocolombianas en la construcción de paz territorial, organizado en Bogotá por la Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas, las participantes alzaron su voz para reclamar una mayor representatividad política que permita garantizar sus derechos, y aportar desde sus territorios a la construcción de un país en paz.

Las participantes, entre las que se encuentran lideresas locales, nacionales e internacionales, analizaron y presentaron propuestas frente a las barreras y oportunidades con las que cuenta esta población para acceder a una mayor representatividad. Esto, teniendo en cuenta que en ninguno de los cargos de elección popular en Colombia la participación de las mujeres afrodescendientes llega el 1%.

Según Dora Vivanco Julio, integrante de CNOA, “El sistema político del país limita la participación efectiva de las mujeres afrocolombianas. Por esta razón analizamos las estructuras sociales que limitan nuestra acción política, tales como la discriminación racial y el racismo, el sistema patriarcal y sexista que nos excluye en nuestra condición de mujeres diversas en la diversidad”.

“En el foro construimos una declaratoria en la que nos comprometimos a promover espacios de articulación entre nosotras para apoyarnos en la misión de transformar las estructuras de opresión que limitan nuestras capacidades como sujetas sociales de derechos. Además, solicitamos a los partidos políticos la inclusión y el reconocimiento de los liderazgos políticos de las mujeres afrocolombianas, negras raizales y palenqueras, así mismo que incluyan la variable de pertenencia étnico/racial en sus sistemas de registro” agregó Vivanco.

Al respecto, Margarette May Macaulay, vicepresidenta en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) afirmó: “Colombia debe avanzar para que las mujeres afrodescendientes tengan un poder político real, que permita incidir en la formulación e implementación de políticas públicas dirigidas a acabar con los factores de discriminación que afectan a nuestra gente”.

Para conocer más sobre el foro haga click aquí