25 de agosto de 2016.

Desde la Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas – CNOA acogemos con alegría y optimismo la noticia del Acuerdo Final logrado entre las delegaciones del Gobierno de Colombia y las FARC – EP en el marco de la Mesa de Conversaciones de Paz en La Habana. El cual incluye la implementación de un mecanismo de justicia transicional que introduce un Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de no Repetición de los hechos victimizantes.

Este anuncio constituye un avance hacia la terminación del conflicto armado interno, el cual ha impactado desproporcionadamente a las comunidades afrodescendientes, quienes en las dos últimas décadas han vivido una crisis humanitaria, que ha obstaculizado los procesos de crecimiento comunitario y ha fragmentado las familias de nuestro pueblo.

Como CNOA tenemos esperanza de que con este avance trascendental nos acercamos a vivir en un país con mejores condiciones de vida. Esta será una oportunidad para superar situaciones de inequidad, así como para concentrar mayores esfuerzos en superar las fallas estructurales del Estado, para fortalecer sus instituciones y, así, erradicar la corrupción.

Después de vivir, soportar y resistir desde las diversas territorialidades afrocolombianas las consecuencias del conflicto armado, como pueblo étnico, cuyas vidas y territorios han sido el escenario de las confrontaciones, estamos convencidos de que el diálogo es el camino más idóneo para superar los conflictos. Exhortamos, por ello, a sumar todos los esfuerzos posibles en pro de que otros actores armados vinculados al conflicto armado interno avancen hacia diálogos de paz.

Desde la CNOA expresamos nuestro compromiso a seguir transmitiendo y compartiendo con otros y otras el mensaje de que la paz es el mejor camino para  Colombia, máxime cuando los acuerdos reconocen los aportes de los pueblos étnicos, la diversidad cultural  de la nación e integran principios  de salvaguarda a los pueblos étnicos. Sin duda alguna, este camino permitirá avanzar en la construcción de una sociedad más democrática.

Construiremos un país mejor sobre la base de nuestra diversidad.